Vacuna anti RhD y Embarazo. Isoinmunizacion Rh

Cuando una mujer Rh negativa se expone a sangre Rh positiva, reconoce esos antígenos extraños y genera una respuesta de anticuerpos frente a ellos, quedando sensibilizada. A este fenómeno se llama “isoinmunización”.

Durante el embarazo, si la sangre de una madre Rh negativa entra en contacto con la de su futuro hijo, y éste es Rh positivo, crea dichos anticuerpos. La primera vez no sucederá, pero sí en los siguientes embarazos, ya que estos anticuerpos podrían destruir los hematíes (glóbulos rojos) de futuros hijos, causándoles daños de diversa consideración.

La causa de esta sensibilización materna puede darse por:

  • Una hemorragia feto-materna durante un embarazo previo con feto RH positivo.
  • Una transfusión de sangre o de cualquiera de sus derivados.
  • Intercambio de agujas o productos contaminados con sangre (drogadicción, accidentes laborales…).
  • Trasplantes de órganos.

Para prevenir esta situación y evitar la Enfermedad Hemolítica Perinatal (como se le conoce), se debe determinar el grupo y Rh en toda mujer embarazada, de modo que:

  • Si la madre es Rh positiva no habrá que hacer nada en especial.
  • Pero en todas las negativas (Rh negativo) se deberá poner la vacuna en la 28 semana de gestación y repetirla en las 72 horas post-parto cuando el recién nacido sea Rh positivo o no se pueda conocer su Rh por cualquier motivo.

La vacuna Anti RhD que se pone a las mujeres Rh negativas durante el embarazo sirve para evitarlo.

Prevención de isoinmunización materna:

Profilácticamente se deberá administrar una vacuna AntiD en la embarazada Rh negativa siempre que haya antecedentes de:

  • Parto o cesárea de un recién nacido Rh positivo.
  • Embarazo extrauterino.
  • Procedimientos invasivos como biopsia corial, amniocentesis, cerclaje….
  • Cualquier hemorragia antes del parto (como por ejemplo amenazas de aborto).
  • Traumatismos abdominales maternos.

La vacuna deberá ser administrada en las primeras 72 horas del proceso sensibilizante. Su efecto protector dura como mínimo 3 semanas, debiendo repetirse pasado este tiempo si sucediera un nuevo accidente.

Si tiene cualquier duda, recomendamos que acuda a su doctor de confianza.