Preguntas frecuentes: Relaciones sexuales y embarazo (2)

En este artículo vamos a responder a nuevas preguntas sobre las relaciones sexuales y embarazo.

¿Qué sucederá con mi libido?

Es variable en cada mujer. Podrá suceder que te aumente la apetencia sexual durante el embarazo y que la relación sexual sea incluso más placentera. En esto podrían influir los cambios comentados anteriormente, especialmente el aumento de las secreciones vaginales, la mayor sensibilidad de areola y pezones y un mayor aflujo de sangre a la región genital.
Pero podría suceder lo contrario: una disminución de la libido resultante de estos cambios, pues hay embarazadas que “no se encuentran bien consigo mismas…”.

No es posible pues prever cómo reaccionará la sexualidad de cada mujer durante el embarazo. Lo que si es cierto es que la libido fluctúa durante la gestación, siendo lo normal:
Una disminución durante el primer trimestre, debida a la gran sobrecarga hormonal y emocional a la que está sometida la mujer, para aumentar durante el segundo trimestre, llamado el de la “adaptación” (la embarazada ya está acostumbrada a su nuevo estado), y volver a caer en el tercer trimestre porque vuelve a estar bajo un gran esfuerzo hormonal, emocional y en este momento además físico.

También la sexualidad masculina puede verse afectada durante esta época. Entre los motivos más frecuentes encontraremos: el cambio de carácter por la responsabilidad que se le avecina, quizás también el miedo de hacer daño al bebé y a experimentar, muchas veces sin comprender, los grandes cambios que en poco tiempo están sucediendo en vuestro cuerpo.
Por ello es tan importante la comunicación entre la pareja. Explícale todos estos cambios fisiológicos, para que sepa que son normales y comprenda el estado anímico en el que ambos os encontráis.

¿Cuándo debes evitar las relaciones sexuales durante el embarazo?

En caso de:

  • Placenta previa.
  • Amenaza de parto pre-termino.
  • Cuando hay sobredistensión uterina como sucede en caso de embarazo gemelar, polihidramnios u otras patologías.
  • Sangrado vaginal de origen desconocido.
  • Incompetencia cervical: cuello uterino corto y/o con falta de consistencia.
  • Rotura de bolsa amniótica.
  • Brotes de herpes genital o cualquier otra infección: en este caso deberéis consultarlo con el médico.

¿Cuándo reiniciar las relaciones sexuales tras el parto?

Clásicamente se considera que se deben evitar las relaciones sexuales hasta el final del puerperio o cuarentena, es decir en los 40 días siguientes al parto. Esto no es una norma fija para todas las mujeres: depende de la propia evolución del parto y del estado físico y anímico de la nueva madre. Como mínimo diremos que se deben respetar los primeros 20 días aunque no haya habido ninguna complicación o contratiempo.
Debéis saber que en ocasiones la reinstauración de las relaciones sexuales no es demasiado fácil, pues existen ciertos factores que determinan una disminución de la libido en la mujer durante las primeras semanas post-parto:

  • El cansancio y la falta de sueño que habitualmente acumula la madre por el cuidado del recién nacido.
  • La acción hormonal:
    • La caída de estrógenos que se produce tras el parto hace que haya una disminución del apetito sexual.
    • El aumento de la prolactina, hormona que induce la producción de leche y que además disminuye la libido.
  • Miedo al dolor, que si apareciese, generalmente se debe a:
    • Pérdida de lubricación por disminución en la calidad y cantidad del flujo vaginal secundarias al déficit hormonal, que se puede subsanar con el uso de lubricantes.
    • Disminución de la libido por los motivos antes comentados, que se solucionara con el paso del tiempo.

Las dificultades o molestias que se puedan experimentar no se deben a los puntos de la episiotomía (si os la han practicado) que se realiza en el periné (zona que se extiende desde el ángulo inferior de la vulva hacia la nalga) respetando las zonas más sensibles de vuestros genitales. Tanto es así que tras una cesárea también se puede experimentar dificultad, ya que las molestias se deben a la falta de lubricación secundaria al déficit hormonal. Los puntos caen solos y en pocos días y si tras la cuarentena se tienen molestias al mantener relaciones sexuales estas son debidas a la falta de lubricación.

Es importante que conozcáis estos hechos para que comprendáis que tanto la disminución de vuestra sexualidad, como el miedo a las primeras relaciones, son un hecho fisiológico, pasajero y que se soluciona con el tiempo y confiando en vosotras mismas.

Ir a Preguntas frecuentes: Relaciones sexuales y embarazo (1º parte)