Vacunas y embarazo

Muchas madres nos preguntan sobre las vacunas y embarazo y por eso hemos creado este artículo informativo para aclarar algunas dudas y preguntas.

Vacunas y embarazo

Por el riesgo que suponen determinadas enfermedades para la mujer embarazada y por el beneficio que aporta al lactante durante los primeros meses de vida el paso de anticuerpos maternos, hay vacunas que deberían administrarse a todas las gestantes.

También es cierto que otras vacunas deberían evitarse por el riesgo que entrañan para el feto.

Para la prevención de embriopatías, hay que conseguir que todas las mujeres lleguen a la gestación con el calendario de vacunaciones actualizado.

¿Qué vacunas están contraindicadas durante el embarazo?

Todas aquellas que lleven microorganismos vivos, aunque estén atenuados:

  • La triple vírica: sarampión, rubéola y parotiditis
  • La varicela
  • La BCG o tuberculosis
  • La tifoidea oral
  • La fiebre amarilla

Después de su administración es aconsejable dejar pasar un mes antes de quedar embarazada, aunque la administración accidental de estas vacunas no justifica la interrupción del embarazo.

¿Qué vacunas deben administrarse durante el embarazo?

De forma universal la de la gripe y la DTPa (difteria, tétanos y tosferina).

  • Antigripal: la gestante está considerada como población de riesgo, por lo que debe ser vacunada en cualquier trimestre de embarazo de octubre a mayo. También protege al neonato.
  • DTPa (difteria, tétanos y tosferina): ya que en los últimos años se ha visto un incremento de tosferina grave en niños menores de 6 meses, es recomendable vacunar a todas las embarazadas, aunque ya estén vacunadas, entre la 27 y 36 semanas, siendo lo ideal entre la 30-32, en cada embarazo, e independientemente de cuando haya sido la última dosis.
  • La hepatitis B en poblaciones de riesgo y con anticuerpos negativos

¿Qué vacunas pueden administrarse durante la gestación?

Las vacunas inactivadas. Estas no requieren dejar pasar un tiempo desde su administración hasta el embarazo.

La antitetánica durante todo el embarazo si fuese necesario.

Todas las demás requieren una evaluación individual calibrando riesgo por beneficio. (La vacuna AntiD en mujeres con Rh negativo ya ha sido comentado en otro blog).

¿Qué vacunas pueden administrarse después del embarazo y durante la lactancia materna?

Las mismas que antes de él si la madre aún no estuviese vacunada. La lactancia materna no contraindica la vacunación excepto para la fiebre tifoidea, que siempre debería ser evaluada personalmente.

Si tiene cualquier duda, recomendamos que acuda a su doctor de confianza.