Preguntas frecuentes: Relaciones sexuales y embarazo

En este artículo respondemos a preguntas frecuentes sobre las las relaciones sexuales durante el embarazo:

¿Son perjudiciales las relaciones sexuales durante el embarazo?

Salvando las condiciones que a continuación se describirán, no.

El futuro bebé está alojado en el cuerpo de útero de una mujer, y en la relación sexual solo se alcanza hasta el fondo de vagina y como máximo hasta el orificio cervical externo, de modo que no hay posibilidad de dañarlo. Además éste está “herméticamente” protegido por el amnios o bolsa de las aguas.

¿Puede la relación sexual durante el embarazo desencadenar un aborto o el trabajo de parto?

No. Aunque el orgasmo, así como la estimulación de los pezones (por la liberación de oxitocina que desencadena) y las prostaglandinas presentes en el semen, pueden provocar contracciones uterinas leves y pasajeras tras la relación sexual.

¿Cuáles son los signos de alarma tras una relación sexual?

Cualquier síntoma inusual durante o después de la relación sexual, como dolor, contracciones intensas que no cedan en unos minutos y/o sangrado, debe ser consultado con tu médico.

¿Qué posiciones son más aconsejables?

Todas aquellas en las que la propia embarazada se encuentre más cómoda. A medida que la gestación transcurre y por el continuo crecimiento y distensión del útero, es muy posible que muchas embarazadas busquen y encuentren posiciones más confortables.

¿Qué cambios voy a experimentar en mis genitales?

  • Aumento de las secreciones vaginales.
  • Vagina más amplia y distendida.
  • Aumento de la pigmentación en la vulva, al igual que en el Monte de Venus y en el ano.
  • Mamas más voluminosas, turgentes y sensibles. En ellas aparecerá una red de venas superficiales más marcada (que no debéis confundir ni considerar como varices) conocida como Red venosa de Haller: expresión de la mamogénesis (primer paso para la lactancia)
  • Hipertrofia y crecimiento de las glándulas de Montgomery y tubérculos de Morgagni que son esas pequeñas protuberancias existentes en la areola y que se hacen más evidentes y visibles durante el embarazo. Su función es la de producir una especie de grasa que lubrica y protege al pezón y areola especialmente durante la gestación.
  • Aumento de la pigmentación del pezón y areola.

Todos estos cambios serán inducidos por la acción de las hormonas y desaparecerán al finalizar el embarazo y la lactancia.

¿Hasta cuándo se puede mantener relaciones sexuales durante el embarazo?

En un embarazo, controlado, sin patologías ni infecciones y de curso normal, se pueden mantener relaciones sexuales hasta el momento de la rotura de la bolsa de las aguas.

Ir a Preguntas frecuentes: Relaciones sexuales y embarazo (2º parte)