Consejos para una alimentación saludable durante el embarazo

En este artículo encontrareis consejos para una alimentación saludable durante el embarazo:

  • Comer muchas veces poca cantidad: 5 veces al día para que los niveles de glucosa en sangre fluctúen lo menos posible. Así vuestro bebé se alimentará de una forma más uniforme durante las 24 horas del día y vosotras tendréis menos sensación de apetito, ya que el centro del hambre se rige por la glucemia.
  • Es mejor que os quedéis con algo de apetito después de cada comida a que tengáis sensación de plenitud: las digestiones durante el embarazo son más lentas y pesadas.
  • Es recomendable unos minutos de reposo antes y después de cada ingesta.
  • Cocinar preferiblemente al horno o a la plancha.

  • La base de la alimentación debería ser: carne con bajo contenido en grasas (pollo, pavo), pescado, lácteos, frutas, verduras, aceite de oliva, legumbres, derivados de los cereales y productos ricos en fibras vegetales.
  • El mercurio puede afectar al desarrollo cerebral y al sistema nervioso de quienes lo consumen en exceso_
    – Evita el pez espada, mero, caballa y lubina de piscifactoría.
    – Limita el consumo de corvina, atún enlatado, lubina de mar, fletán.
    – El consumo de bacalao, arenque, rape, perca, cangrejo, atún enlatado y troceado, carpa y buey de mar supone poco riesgo.
  • Los pescados más recomendables son: el calamar, anchoa, centollo, merluza, lenguado, salmón, sardina, trucha de agua dulce, langosta, gamba, cigala, ostra y almeja.
  • Para evitar la toxoplasmosis debéis:
    – Congelar la carne a -18 ºC durante 2 días o cocinarla por encima de 70-80 ºC.
    – Evitar los productos cárnicos crudos o poco cocinados, los embutidos y los patés ya que también pueden transmitirla.
    – Limpiar bien las frutas y verduras.
    – Lavar las manos antes y después de manipular los alimentos.
  • La listeria puede transmitirse por: marisco crudo y sushi, quesos blandos y frescos (cammembert, azul), ahumados, leche no pasteurizada, mayonesas y salsas caseras.
  • No consumas alcohol, porque es responsable del síndrome alcohólico fetal.
  • Toma café y té con moderación.
  • No fumes. No es cierto que se pueda fumar hasta 5 cigarrillos, ni que hasta el cuarto mes de embarazo no sea perjudicial, ni que es peor la ansiedad que el tabaco: La nicotina atraviesa fácilmente la barrera placentaria y alcanza en el feto concentraciones un 15% mayores que en la madre. La dosis de un solo cigarrillo puede disminuir los flujos sanguíneos hacia el futuro bebé durante 15 minutos. Además, tarda mucho más tiempo en metabolizarse, por lo que sus efectos son más prolongados y severos que en la madre. La nicotina se acumula en la sangre fetal, el líquido amniótico y la leche materna.

Ir a Consejos para una alimentación saludable durante el embarazo (2º Parte)