Gripe y embarazo

Gripe durante el Embarazo

El embarazo supone un mayor riesgo de sufrir complicaciones ante un proceso gripal cualquiera que en mujeres no embarazadas, y especialmente durante el 2º y 3º trimestre.

Se manifiesta habitualmente como un cuadro vulgar que cursa con fiebre por encima de 38ºC, tos, dificultad respiratoria y mal estar general entre el 2º y 8º día después de la exposición al virus.

La mayoría de los síndromes gripales en las embarazadas son de carácter leve y sin complicaciones, sin embargo en ocasiones pueden progresar y ocasionar complicaciones secundarias.

Medidas para prevenir la gripe durante el embarazo:

  • Lavados de manos frecuente.
  • Higiene respiratoria (toser y estornudar en pañuelos de papel).
  • Evitar el contacto con personas enfermas.
  • Evitar permanecer en lugares donde haya muchas personas y que tengan escasa ventilación natural.

Vacunación de la embarazada: indicada en todas las mujeres embarazadas, en cualquier trimestre de gestación y desde Octubre a Mayo.

Recomendaciones frente a un cuadro gripal durante el embarazo:

  • Reposo domiciliario.
  • Antitérmicos (paracetamol).
  • Hidratación adecuada.
  • Tratamiento antiviral durante 5 días en cualquier trimestre de gestación.

Su eficacia es máxima cuando se inicia dentro de las primeras 48 horas.

El riesgo de transmisión vertical (de madre a hijo) durante el embarazo es desconocido, por ello, el neonato debería ser considerado como persona de riesgo si el parto se produce durante los 2 días posteriores al contagio y hasta 7 después de la desaparición de los síntomas maternos.

Los recién nacidos de madre con proceso gripal durante los días previos al parto o durante él mismo, son considerados de alto riesgo, no siendo aconsejable el contacto estrecho con la madre:

  • Si el nacimiento aconteció antes de las 48 horas de iniciar el tratamiento antiviral en la madre.
  • Si persiste la fiebre elevada.

No existe contraindicación a la lactancia materna durante un proceso gripal, pero es aconsejable la utilización de mascarillas así como mantener las medidas higiénicas antes descritas.

También son susceptibles de tratamiento con antivirales toda puérpera menor de 2 semanas y con sospecha de gripe.

Si tiene cualquier duda, recomendamos que acuda a su doctor de confianza.